La Campaña de Buentrato es una campaña de sensibilización pública sobre el maltrato hacia niños, niñas y adolescentes, y de protagonismo adolescente. Los niños, niñas y adolescentes son protagonistas de una campaña durante la cual promueven mejores formas de relacionamiento, respetuosas de sus derechos.

La Campaña de Buentrato trabaja en dos ejes:

Promoción de convivencia: “Un trato por el Buentrato”

A través de actividades creativas, los adolescentes logran captar la atención de las personas adultas y las desafían a vacunarse simbólicamente contra el maltrato. La vacuna es un caramelo de miel que representa la dulzura necesaria en los gestos cotidianos.

Los adolescentes invitan a los adultos a comprometerse con una cultura del buentrato a través de acciones concretas como escuchar, creer, incluir y proteger a los niños, niñas y adolescentes, así como también denunciar toda situación de violencia.

Este eje se ha trabajado en 14 países.

Prevención de la explotación sexual hacia niños, niñas y adolescentes en el turismo: “País de Buentrato”

A través de la entrega de un pasaporte simbólico, adolescentes y jóvenes promotores de buentrato invitan a los turistas a comprometerse con la prevención de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes. Se crean spots y se diseñan folletos, mapas, cartelería y otras herramientas de comunicación que ayudan a difundir el mensaje.

Este eje, creado en 2012, recién comienza a ser compartido con organizaciones de diversos países del continente.

En términos de su organización, la Campaña de Buentrato tiene dos etapas fundamentales: Capacitación y Sensibilización Pública.